Día de la Iglesia Diocesana: Somos una gran familia contigo

Fidel Herráez Vegas (Arzobispo de Burgos)

gil hellin

Celebramos hoy el Día de la Iglesia Diocesana. Un día en que recordamos cada año que la pertenencia a la Iglesia universal se realiza y se concreta para nosotros en una diócesis, nuestra diócesis de Burgos. Un día que, al mismo tiempo, es una llamada especial a sentirnos unidos en la familia de todos los bautizados que seguimos a Jesucristo, caminando hacia el Padre, bajo la guía del Espíritu Santo.

«Somos una gran familia contigo» es el lema que este año, al igual que los dos anteriores, nos quiere ayudar a sentirnos parte activa de nuestra Iglesia en Burgos. El objetivo de esta Jornada es hacernos más conscientes de que vivimos y celebramos la fe en comunidad, unidos todos y en comunión con el Papa Francisco, en nuestra familia eclesial diocesana. Porque cada diócesis, como afirma el Concilio Vaticano II, en el conjunto de la Iglesia universal «constituye una Iglesia particular en la que verdaderamente está presente y actúa la Iglesia de Cristo una, santa, católica y apostólica» (Christus Dominus, 11).

Continuar leyendo

Evangelio del domingo, 11 de noviembre de 2018

Jesús se encuentra en el Templo de Jerusalén con sus discípulos, frente al cepillo donde la gente deposita sus limosnas para el culto. Se da cuenta de dos cosas: que muchos ricos echan “mucho” y una viuda tan sólo lo que se daba de limosna a un pobre, que era una ridiculez. Él, que no pierde la ocasión para adoctrinar a sus discípulos, les dice: “Esta pobre viuda ha echado más que nadie”. Quizás se sorprendieran no menos que nos sorprendemos nosotros, porque les parecería que el óbolo de la viuda no merecía la pena. Así juzgamos los hombres, que nos fijamos más en las apariencias que en el corazón. Jesús, en cambio, es al corazón a dónde apunta. Y el corazón de esta mujer no podía ser más grande. Porque los demás habían echado de lo les “sobraba”, mientras que ella había echado “todo lo que tenía para vivir”. No podía hacer más.

Continuar leyendo

Cada santo es una misión

Fidel Herráez Vegas (Arzobispo de Burgos)

gil hellin

Comenzábamos este mes de noviembre celebrando la Solemnidad de Todos los Santos: un día para recordar, como nos dice el libro del Apocalipsis, “la muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos” (Ap 7,4). En efecto, el número de hermanos nuestros que, desde el anonimato para los hombres pero no para Dios, han alcanzado la meta de la santidad es incontable. Y es que, a lo largo de la historia, la llamada constante a la santidad ha sido respondida generosamente, con la gracia de Dios, por infinidad de hombres y de mujeres. Por eso, en estos días la Iglesia muestra con gozo toda su fecundidad y se alegra por tantos hijos suyos que realizaron plenamente su vida en esta tierra según el plan de Dios; y nuestro corazón se llena de alegría y de alabanza uniéndose al cántico de los ángeles y de los santos que proclaman eternamente la santidad y la gloria del Señor.

Continuar leyendo

Evangelio del domingo, 4 de noviembre de 2018

Nada menos que seiscientos trece eran los mandamientos que encontraban los escribas del tiempo de Jesús en la Ley de Moisés. Imposible saber cuál era el más importante. Un día quiso averiguarlo un doctor de la Ley, deslumbrado, probablemente, por la enseñanza de Jesús. Vino, pues, y le preguntó con absoluta claridad: “Maestro, ¿cuál es el principal mandamientos?” Jesús tampoco se fue por las ramas y los distingos sino que le contestó con idéntica claridad: “El primero es: amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, son toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. Pero añadió, sin que se lo hubiese preguntado: “El segundo es este: amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Y para que no quedara la más mínima duda, sentenció: “No hay mandamiento mayor que éstos”.

Continuar leyendo

El Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes: una invitación y un estímulo

Fidel Herráez Vegas (Arzobispo de Burgos)

gil hellin

Hoy se clausura en Roma el Sínodo de los Obispos dedicado a «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional». Es un tema sumamente actual y decisivo para la sociedad, para la Iglesia y para los mismos jóvenes. El Documento de trabajo para este Sínodo iniciaba su introducción con estas palabras: «Ocuparse de los jóvenes no es una tarea facultativa para la Iglesia, más bien es una parte sustancial de su vocación y de su misión en la historia...; como el Señor Jesús caminó con los discípulos de Emaús (Cfr. Lc 24,13-35), también la Iglesia está invitada a acompañar a todos los jóvenes, sin excluir a ninguno, hacia la alegría del amor». (Nº 1).

En la Eucaristía de este domingo nos sentiremos especialmente unidos con toda la Iglesia, representada en los obispos y en los jóvenes que durante tres semanas han reflexionado sobre una cuestión de tanta transcendencia. Esta actitud de comunión abrirá nuestro corazón para acoger la invitación y el estímulo que procede del Sínodo. Porque nosotros, como diócesis en cada una de sus realidades, formamos parte de este proceso sinodal, que ahora deberá continuar y prolongarse en las diversas comunidades eclesiales.

Continuar leyendo

Parroquia Sagrada Familia