• Dona a tu Iglesia
  • Ya puedes realizar donativos a nuestra parroquia desde internet. ¡Pulsa aquí!

La familia Gabini - (9ª parte) - Final inesperado

Los hermanos Gabini se habían integrado muy bien en la escuela. Todavía les faltaba conocer varias de las costumbres de Arroyo Corto porque aún conservaban hábitos de cuando vivían en la Ciudad. Se acercaba el día de la primavera. En su antigua escuela, ese día llevaban algo para compartir; uno de los recreos se alargaba más de lo acostumbrado y se hacía un picnic en el patio. Carlitos preguntó si harían lo mismo en su nueva escuela. Pero en el pueblo, la costumbre era otra. Los chicos elegían algún lugar para festejar ese día juntos. El lugar elegido ese año fue una vía abandonada que cruzaba por un costado del pueblo. Algunos padres cortaron la hierba y los maestros prepararon juegos. La Búsqueda del Tesoro era el preferido de los pequeños y de los grandes. Se formaban varios equipos y, además de buscar el tesoro, debían pagar prendas, disfrazarse, responder preguntas y acertijos. Carlitos estaba muy entusiasmado, era su primera Búsqueda del Tesoro. Corría de un lado para otro animando al grupo. La última pista era muy compleja. ¿Dónde habían ocultado el tesoro? ¿Al final de la vía? ¿En la casa abandonada que estaba del otro lado de la vía?

Continuar leyendo

Reflexión al Evangelio del Domingo, 13 de Agosto de 2017

Jesús acababa de realizar el milagro de la multiplicación de panes y peces. Hoy nos dice el evangelio que “obligó a sus discípulos a marcharse en la barca mientras El despedía a la gente”. Este es un gesto severo por parte de Jesús, que realiza cuando tiene alguna tentación. La tentación, según nos cuenta el evangelista san Juan, era que la gente, después del milagro, quería proclamar a Jesús como rey. No habían entendido el sentido mesiánico de la vida de Jesús sufriente y servidor. Pensaban en un Mesías triunfante, que, como entonces, les pudiera dar siempre de comer. Jesús sabía que los apóstoles no estaban lejos de esas ideas y que se unirían a la idea de proclamarlo rey material. Por eso les obliga a marcharse y con paciencia procura tratar de convencer a la gente para que se vayan en paz. Jesús entonces se retira al interior de aquel monte a orar. Pediría fuerzas a su Padre para continuar en su misión.

Continuar leyendo

Evangelio del Domingo, 13 de agosto de 2017

Es una evidencia. La barca de Pedro de hoy – la Iglesia- se encuentra en una situación similar a la que describe el evangelio de este domingo 19 del Tiempo Ordinario. Ahora, como entonces, se cierne sobre ella una tormenta tan fuerte que da la impresión de irse a pique. Pero ni entonces se hundió ni ahora se hundirá. Ciertamente no la salvará, como entonces no la salvó, la pericia y las cualidades de Pedro y de los demás apóstoles, ahora del Papa y de los Obispos, sus sucesores.

Entonces se salvó y ahora se salvará por el poder de Jesús, infinitamente superior al de este mundo y sus representantes. Pedro y los demás Apóstoles eran totalmente impotentes para hacer frente al oleaje, a la tempestad. Pero su impotencia se convirtió en su fuerza. Porque, al comprobar su absoluta incapacidad para resolver la situación y, la vez, la no menor necesidad de hacerlo, hicieron lo único que podían hacer: gritar al Señor pidiendo auxilio. Y, tras su “Señor, sálvanos, que nos hundimos”, Jesús intervino y llegó la calma.

Continuar leyendo

Verano: tiempo de gracia y fecundidad

Fidel Herráez Vegas (Arzobispo de Burgos)

gil hellin

Nos encontramos ya en pleno periodo de verano. Un tiempo distinto que cambia la fisonomía de nuestro paisaje y nos saca de los habituales trabajos y ritmos del año. Al pasar por los campos de nuestra provincia observamos ya muchas de las tierras cosechadas. En las eras de nuestros pueblos pueden verse algunas de las parvas de trigo y de cebada, con una cosecha que hubiéramos deseado más abundante. El paisaje rural se transforma por unos meses, llenándose las calles de bullicio y de gente que busca el descanso y la tranquilidad de nuestros pueblos, y quién sabe si también las raíces y la propia identidad. Por el contrario, el paisaje de nuestra ciudad se muda para vaciarse en sus calles y llenarse de infinidad de turistas que visitan los encantos de nuestra capital y provincia.

Continuar leyendo

© 2014 Parroquia Sagrada Familia de Burgos (España) – Federico Martínez Varea s/n - 09006 Burgos - Diseño y Gestión Web: POI
Parroquia Sagrada Familia