Derechos del niño: Derecho a la salud

La maestra de sexto grado preguntó a los niños: “¿Qué es estar sano?”. Algunas de las respuestas fueron: no estar enfermo, que no te duela nada, que estés fuerte, que no estés resfriado, que puedas venir a la escuela...

—Vamos a dejar anotadas esas respuestas en la carpeta, pero para la semana que viene, investigad en vuestras casas, preguntad a vuestros padres y abuelos, qué es estar sano. Cuando llegó el momento de poner en común las respuestas, la mayoría llevó escrito: “La salud (del latín salus-utis) es un estado de bienestar o de equilibrio que puede ser visto a nivel subjetivo (un ser humano asume como aceptable el estado general en el que se encuentra) o a nivel objetivo (se constata la ausencia de enfermedades o de factores dañinos en el sujeto en cuestión). El término “salud” se contrapone al de “enfermedad”, y es objeto de especial atención por parte de la medicina y de las ciencias de la salud”.

—Ah –dijo la maestra–, ahora saben latín y palabras extrañas. Me parece que lo copiasteis de Wikipedia directamente. Veamos si lo podemos decir con nuestras palabras.

—Yo me siento sano –dijo Manuel. Todos lo miraron asombrados. Manuel usaba audífonos porque escuchaba muy poco. A veces le andaban mal, se los sacaba y no escuchaba nada. Tampoco podían gritar cerca de él, porque se aturdía y le producían dolor de cabeza. ¿Por qué decía, justo él, que estaba sano?
—Yo creo que no –dijo Maite, que siempre expresaba lo primero que se le ocurría,–”Hablas sin filtro”, le decía su madre.
—Yo me siento sano porque puedo hacer lo que quiero, no me preocupa escuchar diferente de vosotros. Yo siempre escuché así –dijo Manuel.
—Sí, enfermo no estás. Enfermo estamos cuando no podemos venir a la escuela –dijo Maite. Tampoco estás sano del todo.
—Maite, no le digas eso –dijo una compañera. —A mí no me molesta, Maite dice las cosas de frente, es una gran amiga –dijo Manuel. Seguramente estar sano no es lo mismo para todos. Conozco chicos que no pueden comprar los mismos audífonos que yo y que no se pueden integrar de la misma forma. La maestra explicó que eso lo indicaba la palabra “subjetivo” y que todos tendrían que tener el mismo derecho a la salud, la misma posibilidad de desarrollar la vida en el mejor equilibrio posible, porque es un estado de bienestar que deben tener todos, especialmente los niños.

¿Qué entiendes por “salud”? ¿Qué se necesita para tener una vida saludable? Hoy es la Jornada Mundial del enfermo, un día para pensar en aquellos que están enfermos y en sus familias. También es un día para reflexionar acerca de lo que se puede hacer para que todos tengan acceso a la salud. En la época de Jesús, muchas enfermedades eran desconocidas. Cuando aparecía alguien con una enfermedad que se consideraba peligrosa para los demás, se lo separaba del pueblo y de su familia. Iba a vivir aislado y se creía que esa enfermedad era un castigo de Dios. Jesús vino a decir que esto no es así porque Dios nos ama. Jesús tocaba a los enfermos y los sanaba y, de esa forma, podían volver a su casa.

© 2014 Parroquia Sagrada Familia de Burgos (España) – Federico Martínez Varea s/n - 09006 Burgos - Diseño y Gestión Web: POI
Parroquia Sagrada Familia