Evangelio del Domingo, 10 de septiembre de 2017

En las familias, en las comunidades cristianas y en los lugares de trabajo surgen roces y desencuentros. Lo más común es que sean de no mucha monta. Suelen estar motivados por el cansancio, los modos de ser y la condición humana. No tienen mayor trascendencia. Sin embargo, a veces los encontronazos son graves y se ofende seriamente al cónyuge, al hermano, al amigo, al compañero. El evangelio de este domingo contempla esta posibilidad y traza las pautas que debemos seguir. Ciertamente, no podemos reaccionar con violencia física o verbal y menos aún con espíritu de venganza o con odio. Lo que el evangelio dice es que ‘arreglemos el asunto’ y corrijamos a la persona ofensora. No es bueno dejar que la ofensa nos regale una úlcera de estómago o nos lleve a la ruptura. Lo pertinente es corregir. Pero no de cualquier modo sino siguiendo una buena pedagogía.

Continuar leyendo

Construyendo el futuro de nuestra diócesis

Fidel Herráez Vegas (Arzobispo de Burgos)

gil hellin

Como ya os decía el domingo pasado, al iniciarse este nuevo curso pastoral, deseo invitaros con toda intensidad, y con la ilusión del primer día, a seguir trabajando todos juntos en el futuro de nuestra Iglesia diocesana. Pronto se cumplirán dos años de mi estancia entre vosotros. A lo largo de los meses, de tantos encuentros y diálogos, he comprobado lo que gracias a Dios vamos consiguiendo en los pasos que hemos ido planificando y he podido ir constatando el amor con el que tantos cristianos se sienten vinculados a la vida eclesial.

Al mismo tiempo he ido percibiendo que hay algunas cuestiones que os preocupan e interpelan precisamente por amor a esta Iglesia concreta, nuestra querida Iglesia en Burgos. De ellas, os invito a que pongamos nuestra atención y trabajo en dos de especial urgencia e importancia: la transmisión de la fe a las nuevas generaciones, de modo especial en el proceso de iniciación cristiana, y la reestructuración de la diócesis para un mejor servicio pastoral. Son temas de hondo calado, en los que en gran medida está en juego el mañana de nuestra diócesis y el cumplimiento de su misión. Por eso, debemos afrontarlos como discípulos de Jesús, con confianza filial en el Padre y con docilidad al soplo del Espíritu.

Continuar leyendo

Renunciar a uno mismo

Podemos pensar que hay cosas que no cambian, sin embargo, no es así. Todo va cambiando, transformándose. Aunque nos puede parecer extraño, hasta los astros del universo se forman, crecen, mueren... Una tarde, antes del anochecer, las estrellas conversaban entre ellas. Una gigante roja creía que pronto iba a explotar. Durante siglos creció, se enfrió, y consumió el combustible de su interior. Había visto esto antes a lo largo de miles de años en otras estrellas de masa similar a la de ella. Algunas habían crecido hasta estallar y largar materia gaseosa hacia el espacio exterior. Otras, se expandían, pero nunca explotaban y luego se achicaban. Una gigante azul, la miraba y aprendía de su experiencia. La azul era más caliente, parecía más poderosa, pero sabía que también debía dejar que mucha de su materia saliera volando. Una enana blanca que ya había explotado, se estaba achicando con el paso del tiempo. Pero, no todas las enanas blancas terminaban igual; algunas se transformaban en estrellas muy compactas, apretadas. “Casi no nos podemos mover”, decían los neutrones que las formaban.

Continuar leyendo

Evangelio del Domingo, 3 de septiembre de 2017

"Apártate de Mi, Satanás, Tú piensas co­mo los hombres, no como Dios". El con­traste no puede ser más grande con lo que hace poco decía Jesús a Pedro. Porque mientras le alaba y hace la gran promesa de convertirle en el cimiento de su Iglesia cuando confiesa abiertamente que es el Mesías y el Hijo de Dios, ahora le rechaza de modo radical. Tanto, que es lo más duro y encendido del Evangelio.

Continuar leyendo

Discípulos misioneros: con renovado impulso, servicio y entrega

Fidel Herráez Vegas (Arzobispo de Burgos)

gil hellin

Recuerdo haber visto un cartel que estaba a la puerta de un establecimiento, a modo de pu­blicidad o de reclamo después del verano, en el que se leía: «las vacaciones terminan, el servicio sigue». Pienso que no es mal slo­gan para retomar también nues­tro servicio pastoral que, sin de­jar de haberlo ofrecido durante los meses veraniegos, sí pode­mos y debemos hacerlo ahora con la fuerza, el impulso, y la no­vedad de todo lo que empieza.

De nuevo nos ha llegado sep­tiembre. Muchos de nosotros he­mos podido disfrutar algún tiem­po de vacaciones; otros, por mo­tivos diversos, no habéis tenido esa posibilidad. En ambos casos, el verano siempre implica unos ritmos diversos y, mientras se puede, más relajados. Los cristia­nos sabemos que todo tiempo es un regalo que Dios nos concede para vivir su presencia y comu­nicarlo en nuestra vida diaria. Ahora nos toca volver a las tareas pastorales en las que estamos embarcados en nuestra Iglesia de Burgos con un claro estilo de renovada ilusión, impulso, servi­cio y entrega.

Continuar leyendo

© 2014 Parroquia Sagrada Familia de Burgos (España) – Federico Martínez Varea s/n - 09006 Burgos - Diseño y Gestión Web: POI
Parroquia Sagrada Familia